150 N Riverside: un singular rascacielos en Chicago con perfiles estructurales de ArcelorMittal

Este rascacielos que destaca en el skyline de Chicago fue inaugurado en abril 2017 y se ha construido con 2.530 toneladas de perfiles estructurales de ArcelorMittal para los pilares: de hecho, es el primer edificio en EEUU que emplea ASTM A913 grado 70.

El “150 N Riverside”, un edificio de oficinas de 54 plantas poco convencional que parece estar apoyado en “un solo pie”, se ha construido con pilares de acero (en ASTM A913 grado 65 y 70) fabricados por ArcelorMittal Europe – Long Products en la planta de Differdange (Luxemburgo), el único fabricante de perfiles de acero con estas especificaciones.

Promovido por Riverside Investment & Development y diseñado por el estudio de arquitectura Goettsch Partners y Magnusson Klemencic Associates como ingeniería estructural, el rascacielos ofrece unos 111,000 m² de superficie de oficinas y está situado en una de las zonas más privilegiadas de la ciudad, en el brazo sur del río Chicago.

Robert A. Chmielowski, de Magnusson Klemencic Associates, explicó: “Después de evaluar diferentes opciones con nuestro cliente y Clark Construction, los productos de ArcelorMittal ofrecían la solución más económica para el sistema estructural que diseñó Magnusson Klemencic Associates para este singular edificio.”

 “Los perfiles de dimensiones más grandes y el material de alta resistencia fueron la única solución que podía resistir las grandes cargas.”

Un diseño poco convencional

El componente clave de este edificio es su singular diseño. Con sus verticales columnas exteriores que parecen terminar en el nivel 8, el edificio tiene una superficie de zócalo significativamente más pequeña en comparación con las plantas superiores.

Este diseño nació de los exigentes requisitos de la parcela ya que está situada solo a pocos metros del río Chicago al este y un corredor ferroviario en el oeste. Las limitaciones del ferrocarril, que hicieron imposible que las columnas exteriores del edificio se prolongaran al suelo, obligaron al equipo de diseño a desarrollar lo que se conoce como un plano estructural apoyado en un núcleo (core-supported framing plan).

Desde la planta 8 hasta la planta 54 el edificio está concebido como un típico edificio de oficinas, con un sistema de cerchas eficiente pero muy complejo que trasfiere la carga al núcleo, permitiendo que todo el peso del edificio se trasmita por el núcleo de hormigón en las plantas por debajo del nivel 8, que es lo único que apoya en el suelo.

El núcleo de hormigón, por otro lado, está cimentado con una losa de hormigón armado con 3m de grosor que transfiere la carga a una serie de 16 caissons (pilotes de gran tamaño construidos “in situ”) anclados en roca, cada uno con un diámetro de 3 m.

La ingeniería estructural, en colaboración con la constructora de acero Zalk Josephs, determinó que el uso de perfiles en calidad 70 ksi daría como resultado ahorros significativos en el tiempo y el coste de fabricación.

Fotos: Magnusson Klemencic Associates; Goettsch Partners, Inc.