Torre de Cristal: acero estructural de ArcelorMittal da forma al skyline de Madrid

El arquitecto César Pelli es el responsable del diseño de esta torre-escultura que aúna arquitectura, tecnología y sostenibilidad y cuya forma recuerda a los obeliscos del antiguo Egipto. Para la construcción de este enorme bloque de cristal tallado se han empleado 6.000 toneladas de acero ArcelorMittal. El proyecto se ha desarrollado en colaboración con la oficina madrileña de los arquitectos Ortiz y León.

Descripción

La Torre de Cristal, promovida por Mutua Madrileña, es uno de los cuatro rascacielos que han dado un nuevo significado al skyline de Madrid y que conforman el CTBA (Cuatro Torres Business Área) – ubicado sobre los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, junto al Paseo de la Castellana.

La torre, de 249 metros de altura, dispone de 46 plantas de oficinas, 5 plantas de instalaciones y un vestíbulo de acceso de 11 m de altura en el que se integran la cafetería y el restaurante. La superficie total del inmueble es de 120.800 m2, de los que 76.842 m son sobre rasante. Dispone de un aparcamiento subterráneo de 6 plantas – 20 m bajo rasante, 44.000 m2 - con una capacidad de 1.200 plazas de aparcamiento.

Todas las plantas son distintas entre sí debido a la geometría de la fachada. Siendo la única de las cuatro torres exclusivamente dedicada al alquiler de oficinas, cada planta se divide en dos superficies de entre 400 y 600 m2, situándose los aseos y cuartos mecánicos en el núcleo central.

El jardín que corona la torre, de 40 metros de altura, es el más elevado de Europa. Con sus 600 m2, es un pulmón verde para esta construcción ya que sus más de 24.000 plantas contribuyen a la fijación del CO2 y regulan tanto la temperatura como la humedad ambiental. Con este elemento se refuerzan las aspiraciones de sostenibilidad del edificio.

La ahora denominada Cuatro Torres Business Área se sitúa sobre una gran plaza ajardinada de 40.000 m2 a la que llegan 10 líneas de autobuses y una de metro.

En cuanto a la comunicación vertical, 27 ascensores se encargan de dar servicio a cuatro zonas diferentes del edificio. Cada planta cuenta con un núcleo central mediante el cual se responde a las necesidades funcionales de las 2 oficinas en las que está dividida. Este núcleo central alberga, además de los ascensores, 2 escaleras de evacuación, cuatro módulos de aseos, dos salas de instalaciones mecánicas y 2 eléctricas y 2 ascensores montacargas de 4.000 kg.

Detalles estructurales

El sistema estructural diseñado evita la utilización de cimbras y encofrados, lo que permite obtener una gran eficiencia en el proceso constructivo. El esquema consiste en un núcleo central de hormigón armado que soporta acciones horizontales y las cargas gravitatorias y 18 pilares perimetrales de fachada que sirven de apoyo del forjado exterior del núcleo. En total se han utilizado 4.000 toneladas de acero para pilares y vigas metálicas.

Los pilares son mixtos, están formados por un alma metálica de tipo HD de acero de calidad S460 y forrados de hormigón. Nacen en cimentación sobre unas placas metálicas de acero de calidad S460, ancladas sobre pernos, a las que se soldaron el primer tramo de alma metálica y la armadura del pilar. La elección de la solución mixta tiene las ventajas de no necesitar protección frente al fuego ni un revestimiento arquitectónico de acabado, por lo que su ejecución resulta más rápida y económica.

En cuanto a la estructura horizontal, la estructura exterior consta de una viga perimetral dispuesta entre los pilares de fachada con el canto sobresaliendo por encima del forjado, típicamente un perfil IPE-500, que recibe en su punto medio una viga metálica que tiene su otro apoyo en el núcleo central. 

Las vigas perpendiculares a fachada apoyan alternativamente en un pilar de fachada y en la viga perimetral. Estas vigas son tipo IFB, están formadas por medio perfil HEB-450 y una chapa inferior, es decir, el ala inferior es más ancha que el ala superior para permitir con facilidad el apoyo de las placas alveolares que conforman el forjado. Quedando las vigas parcialmente embebidas, lo que las protege contra el fuego y la corrosión.

El forjado de placas alveolares permite un gran ritmo de construcción, pues no es necesario el uso de puntales ni encofrados, ni secuencias de encofrados. El forjado del interior del núcleo está formado por vigas principales parcialmente embebidas en el forjado y correas secundarias por debajo de éste, fijadas al núcleo de hormigón mediante cajeras y placas metálicas. Las correas soportan una chapa metálica plegada que funciona como encofrado perdido.

La coronación del edificio es la que le otorga personalidad y lo hace reconocible en el perfil de Madrid. Consiste en una estructura tridimensional formada por escalerillas y arriostramientos y por la cubierta, cuyas principales funciones son dar continuidad al muro cortina una vez que termina la estructura de los forjados y soportar las góndolas de mantenimiento de la fachada. La cubierta está formada por una estructura metálica a dos aguas que soporta paneles solares embebidos en placas de vidrio en su cara Sur y una serie de lamas en la cara norte.

Una fachada que respira

El muro cortina de la fachada constituye, junto a la peculiar forma de la torre, el elemento distintivo del edificio, que se ha construido a modo de enorme bloque de cristal tallado cuyas facetas atrapan y redirigen la luz solar. Se compone de módulos de aluminio y vidrio de 4,2x2,4 m que se anclan a unas planchas atornilladas a unos carriles embebidos al borde del forjado. El tipo de vidrio empleado – aproximadamente 44.000m2 - facilita la capacidad de la torre de mimetizarse con los diferentes tonos de azules del cielo.

El edificio tiene la capacidad de intercambiar el aire con el exterior, "respira". La fachada está ventilada e incluye rejillas de ventilación y tomas de aire planta por planta, el criterio medioambiental es una prioridad en su diseño arquitectónico. Un sistema activo de triple capa con cámara de aire ventilada y cortinillas automáticas de control solar persiguen este objetivo. Su funcionamiento se basa estos dos componentes: la cámara de aire y las cortinillas de lamas.

El aire de extracción de las oficinas circula por una cámara de 20 cms de espesor que discurre entre el climalit exterior y el panel practicable interior, disipando a su paso el calor o frío acumulado en la cámara, para transferirlo posteriormente a los sistemas mecánicos interiores. De esta forma se consigue además un gran ahorro energético. Las cortinillas de lamas se orientan automáticamente según la posición del sol y la luz natural existente.

Protección contra el fuego

En cuanto a la seguridad antiincendios, se han dispuesto zonas de refugio en las plantas 9, 19, 29 y 39; una doble escalera de evacuación, elevadores de evacuación de alta capacidad y otra serie de medidas acordes con las normativas vigentes.

Todas las áreas de oficinas y los garajes cuentan con estructura con un parámetro de resistencia al fuego REI-180, muros delimitadores REI-180 y de un sistema automático de extinción mediante rociadores. Cada 10 plantas se sitúa una zona de refugio con capacidad para 150 personas.

Información del proyecto

  • Madrid
  • España
  • Arquitecto:
    Cesar Pelli & Associates
    Ortiz Leon Arquitectos S.L.
  • 2004-2008
  • Promotora:
    Mutua Madrileña
  • Ingeniería:
    OTEP Internacional
  • Constructora:
    Dragados
  • Fotógrafo:
    Evelyne & Astrid Manchon
    José Ángel Maza Ruiz