Vigas ACB® como solución estructural ligera para la rehabilitación de la Escuela de Vuelo Air Vergiate en Italia

Con su ligereza y calidades estéticas, las vigas celulares ACB® de ArcelorMittal han hecho renacer un lugar “sagrado” de la aviación civil italiana: la escuela de vuelo Air Vergiate en S. Anna in Sesto Calende en el Lago Mayor.

Descripción

Un edificio con historia de la aviación

En el antiguo edificio tuvo su sede la primera escuela de vuelo civil de Italia, instituida en 1915 al lado del hidroaeropuerto y del complejo industrial de fabricación de hidroaviones.
En este lugar se fabricaron los medios aéreos de las dos guerras mundiales y también desde aquí partieron los hidroaviones de los heroicos primeros vuelos atlánticos. El pequeño edificio albergó, asimismo, durante la Segunda Guerra Mundial, la sede de la X flotilla MAS. Según una leyenda que fascina a los apasionados de X-files y OVNIS, los servicios secretos de Mussolini trajeron y escondieron aquí algunos misteriosos “aeromóviles no convencionales” encontrados en la zona en 1933.

Tras décadas de abandono y descuido, se puso en marcha un proyecto de recuperación y valorización del área del hidroaeropuerto. Se decidió restablecer el uso original del pequeño edifico abriendo un centro de formación de vuelo civil, aunque los nuevos pilotos no aprovecharán las plácidas aguas del lago como pista de despegue y aterrizaje hasta que no se restablezca la hidrosuperficie (la flota de AirVergiate tiene en la actualidad como base operativa el aeropuerto de Biella).

Rehabilitación con vigas ACB®: ligereza estructural garantizada

El edificio histórico presenta una cubierta inclinada sostenida por una cercha reticular metálica tipo Polonceau. La altura útil hasta la cara inferior de la cercha de aproximadamente 5,8 m permite duplicar la superficie disponible mediante la realización de una entreplanta a cota +3,50. La necesidad de recurrir a una solución estructuralmente ligera para la nueva entreplanta estaba clara, con el fin de no forzar con unas excesivas cargas los pilares de ladrillo originales, algunos de los cuales estaban dañados por la humedad. Se decidió pues utilizar dos materiales intrínsecamente ligeros: el acero y la madera.

No fue casual la solución que propusieron los proyectistas para la estructura metálica del nuevo entrepiso: la sugestión de las formas de las vigas alveolares, con amplias aperturas circulares en el alma que por similitud aeronáutica recuerdan a las costillas, aligeradas, de las alas de los aviones, ha podido más que la solución que podía parecer quizá más lógica, es decir, la de una viga reticular en avenencia con la existente en la cubierta.

Las vigas alveolares, caracterizadas por su ligereza material y visual, se han realizado a partir de perfiles de acero laminados (IPE400) transformados en fábrica mediante una elaboración especial – un doble corte sinusoidal continuo a lo largo de toda el alma y soldaduras en línea de los dos elementos en T obtenidos – lo que ha permitido aumentar en un 50% la altura de sección (614 mm) y crear en el alma amplios orificios circulares con un diámetro igual al 80 % de la altura final de la viga. Completadas con un tratamiento de recubrimiento de color aluminio, las vigas alveolares de luz 13 m, reproducen en escala ampliada la estructura de las alas de los aviones.

Las vigas paralelas están dispuestas en oblicuo respecto a la planta rectangular del edificio: en la fase de proyecto, se ha prestado una especial atención a la alineación visual de los orificios, que de viga a viga “encajan” perfectamente. Situadas a una distancia de 3,5 m unas de otras, las vigas están sostenidas mediante tirantes de la cercha metálica: además de proporcionar dinamicidad al espacio interior, esta particular disposición estructural ha permitido desvincularse del problema de colocación fuera de escuadra de las paredes del edificio de principios del siglo XX. El forjado se ha completado únicamente con un entaimado de madera laminada comprimida de 10 cm de espesor, que funciona también de contraviento para el sistema pendular vigas-tirantes. Para suspender el sistema fue necesario reforzar antes la viga reticular de cubierta con nuevas vigas de rigidez y cartelas introducidas en el intersticio entre los dos perfiles en C de la cercha.

El edificio de la escuela de vuelo dispone también de bar y de salón polifuncional, a disposición de la colectividad, y que da al parque del ex hidroaeropuerto, un área de vocación naturalista y llena de historia.

Información del proyecto

  • Sesto Calende
  • Italia
  • Arquitecto:
    Studio Castiglioni y Nardi / Arq. Maurizio Colombo y Cristian Meletto
  • 2009
  • Promotora:
    Air Vergiate - Italian Flight Training Organization 001
  • Ingeniería:
    Ing. Paolo y Marco Lucca
  • Constructora:
    Acero: vigas alveolares ArcelorMittal Cellular Beams
    Asistencia técnica ACB: Mauro Sommavilla ArcelorMittal Commercial Long Italia
  • Fotógrafo:
    Andrea Raffin para ArcelorMittal, Studio Castiglioni e Nardi