InQuik es una compañía australiana que ha desarrollado un singular método para la construcción rápida y rentable de puentes. Su tecnología globalmente patentada utiliza Magnelis® de ArcelorMittal Europe – Flat Products para crear el encofrado de un puente que, a continuación, se rellena con hormigón para formar el tablero del puente.







Una solución simple

Los puentes InQuick se pueden transportar fácilmente a cualquier parte del mundo. La solución convierte la construcción de puentes en un proceso rápido, simple, de bajo riesgo y económico.

En comparación con un puente de hormigón armado convencional, el sistema InQuik contiene hasta un 90 % más de acero. Sin embargo, los puentes InQuik son más económicos ya que se pueden prefabricar y el tiempo de montaje se reduce significativamente, explica Logan Mullaney: “Los puentes InQuik están estandarizados, precertificados y se pueden fabricar en serie. Además, es posible transportar un puente entero en un semirremolque. Una vez llegado al sitio de la obra, se instalan los componentes y se rellena con hormigón. Solo hace falta una grúa pequeña y la construcción del puente se realiza en pocos días. Los clientes normalmente ahorran entre un 20 y un 50 % en comparación con un puente convencional debido al tiempo reducido de montaje y trabajo, bajo riesgo y uso limitado de grúas.”

Con los cientos de miles de puentes que requieren su sustitución en todo el mundo, el potencial del sistema InQuik es enorme.

Magnelis®: Durabilidad y resistencia contra la corrosión

Uno de los retos más importantes fue identificar el material ideal para el encofrado que contiene el hormigón hasta que esté completamente seco. La idea inicial fue utilizar acero galvanizado, pero el óxido fue una preocupación, por lo que hacía falta una solución más duradera. InQuik conoció Magnelis® que presentó una solución a este problema. “Magnelis® nos permite dejar el encofrado del puente como acabado estético, con una superficie agradable y duradera”, concluye Logan Mullaney.

El encofrado de Magnelis® ayuda a contener los plastificantes y sustancias químicas solubles en el agua que forman parte del hormigón. Magnelis® asegura la preservación de recursos naturales ya que utiliza menos cinc que los recubrimientos de cinc puros. Además, la escorrentía de cinc se reduce drásticamente en comparación con los aceros galvanizados.

Magnelis® prolonga la vida útil

Aunque los puentes están diseñados para una vida útil de 100 años, los ingenieros estimaron que puede fácilmente duplicarse sin un mantenimiento significativo. Magnelis® ofrece protección al tablero de hormigón. Como el encofrado permanece en el puente, el hormigón y el acero del armado en su interior están protegidos de la corrosión.



Un diseño premiado

El innovador diseño del sistema InQuik fue reconocido con el Premio T.C. Graham 2019 de la Asociación de la Tecnología del Hierro y Acero (Association for Iron & Steel Technology -AIST).