Detalles adicionales

  • Préstamo de 75 millones de euros para apoyar dos proyectos (“Steelanol” y “Torero”), que representan una inversión total de 215 millones de euros y que previsiblemente permitirán una reducción anual de emisiones de carbono de hasta 350.000 toneladas[i] en la primera fase.
  • Se trata de una reducción de CO2 equivalente a las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por un cuarto de millón de vehículos de pasajeros circulando durante un año[ii].
  • ArcelorMittal Europa ha asumido el compromiso de reducir sus emisiones de CO2 en un 30 % con el horizonte de 2030, con el objetivo alcanzar un balance cero en emisiones de carbono con el horizonte de 2050, en consonancia con el Pacto Verde de la UE y con el Acuerdo de París.
  • La inversión del EIB está respaldada por InnovFin Energy Demonstration Projects y financiada a través del programa Horizon 2020 y del programa de financiación NER 300 de la Comisión Europea.

La UE apoya a ArcelorMittal en el desarrollo a escala industrial de tecnologías innovadoras para reducir las emisiones de carbono

El Banco Europeo de Inversiones (BEI), con el apoyo de la Comisión Europea, ha concedido un préstamo de 75 millones de euros a ArcelorMittal[i] para la construcción de dos proyectos pioneros en ArcelorMittal Gante (Bélgica), dirigidos a reducir considerablemente las emisiones de carbono mediante la conversión de productos residuales y subproductos en nuevos y valiosos productos, contribuyendo así al desarrollo de tecnologías de producción siderúrgica con bajos niveles de emisiones, en consonancia con los objetivos climáticos de la UE.

Descripción de los proyectos

Steelanol: Una planta de demostración a escala industrial, que representa una inversión de 165 millones de euros, que permitirá la captura de los gases de proceso[ii] de horno alto para su conversión, mediante un proceso biológico, en etanol obtenido a través del reciclaje de carbono, el primer producto de la familia Carbalyst® de productos químicos obtenidos mediante el reciclaje de carbono de ArcelorMittal. El etanol producido puede utilizarse en mezclas como combustible líquido. La tecnología ha sido desarrollada por LanzaTech, con quien ArcelorMittal ha establecido una asociación a largo plazo, junto con Primetals y E4tech.

Una vez finalizada su construcción, se prevé que la planta produzca hasta 80 millones de litros anuales de etanol obtenido a través del reciclaje de carbono. La nueva instalación permitirá crear hasta 500 puestos de trabajo en la fase de construcción durante los dos próximos años y entre 20 y 30 nuevos puestos de trabajo directos de carácter indefinido. Se prevé que la finalización del proyecto tenga lugar a mediados de 2022.

Torero: Una planta de demostración a gran escala, que representa una inversión de 50 millones de euros, diseñada para transformar residuos de madera en carbón biológico para su uso en sustitución parcial del carbón que se inyecta actualmente en los hornos altos.

En la fase inicial, la planta del proyecto Torero podrá procesar anualmente hasta 60.000 toneladas de residuos de madera para obtener aproximadamente 40.000 toneladas de carbón biológico. Este volumen se duplicará en una segunda fase del proyecto, tras la puesta en marcha del primer reactor de la planta Torero. La nueva instalación supondrá la creación de aproximadamente 70 puestos de trabajo indirectos, así como unos diez nuevos puestos de trabajo directos de carácter indefinido para el manejo de la planta. La planta, cuyo desarrollo se está llevando a cabo conjuntamente con Torr-Coal, Renewi, el Centro de Investigación Joanneum, la Universidad de Graz y la Universidad Tecnológica Chalmers, estará previsiblemente operativa a finales de 2022.  

Reacciones

Ambroise Fayolle, vicepresidente del BEI, afirmó: “Incluso en el difícil período actual, Europa mantiene sus ambiciosos objetivos climáticos y el BEI, el banco climático de la UE, asume el compromiso de seguir siendo un socio clave. Concretamente en la industria siderúrgica, ello supone identificar nuevas formas de impulsar equipos y procesos que son esenciales para reducir las emisiones de carbono. Gracias a una estrecha colaboración con la Comisión Europea, el BEI se complace sobremanera en apoyar los proyectos Steelanol y Torero en sus esfuerzos dirigidos a desarrollar procesos más respetuosos con el clima que resulten competitivos”.

Mariya Gabriel, comisaria europea de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud, declaró: “Este préstamo garantizado por la UE nos permitirá demostrar que las plantas siderúrgicas europeas pueden ser competitivas, al tiempo que reducen sus emisiones de carbono, y nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos climáticos. Más aún, si invertimos en investigación, educación e innovación en Europa, podemos demostrar el liderazgo mundial que permitirá afianzar y fortalecer estas industria y las personas y comunidades que dependen de ellas, para las generaciones futuras”.

Geert Van Poelvoorde, CEO de ArcelorMittal Europa – Productos Planos, señaló: “Hasta la fecha hemos comprometido inversiones por valor de más de 250 millones de euros, destinadas al desarrollo y la realización de pruebas con tecnologías que contribuirán a alcanzar un balance cero en emisiones de carbono en la producción siderúrgica, aprovechando las capacidades de nuestros centros de I+D en todo el mundo. Estos dos proyectos son nuestras primeras aplicaciones a gran escala de nuevas soluciones innovadoras, en el marco de nuestro compromiso de reducir las emisiones de carbono y transformar la producción siderúrgica. Con el apoyo del BEI y de la Comisión Europea, podemos desarrollar estas tecnologías a escala industrial e impulsar la transición de la siderurgia hacia un balance cero en emisiones de carbono, contribuyendo así de forma significativa a ayudar a Europa a alcanzar sus objetivos climáticos”.

Jennifer Holmgren, CEO de LanzaTech, afirmó: “La Comisión Europea y el BEI, con su apoyo a proyectos innovadores, siguen desempeñando un papel clave para posibilitar una nueva economía con bajos niveles de carbono en Europa. La fabricación de productos químicos y combustibles líquidos, especialmente los destinados al sector aeronáutico, sigue necesitando una fuente de carbono, mientras que la generación eléctrica puede y debería estar plenamente descarbonizada. El reciclaje de carbono nos permite elegir el origen del carbono que contienen nuestros productos: carbono de origen fósil o procedente del reciclaje de emisiones de carbono. Nuestra colaboración pionera con ArcelorMittal refleja su continuado liderazgo a la hora de contribuir a la creación de una economía con bajos niveles de carbono en Europa”.

Texto: ArcelorMittal
Imágenes: ArcelorMittal