El acero y los rascacielos: Una historia productiva y un futuro sostenible

La relación entre el acero y los rascacielos lleva existiendo desde hace más de cien años y esta afiliación es cada vez más fuerte. En los años 30 del siglo XX, el acero facilitó el auge en la construcción de edificios de gran altura, mientras que el acero de alta resistencia marcó el inicio de su resurgimiento en los años 70. Gracias a su asequibilidad y durabilidad, el acero siempre ha sido el material elegido para el diseño y la construcción de los principales sistemas estructurales de los rascacielos.

En los tiempos actuales estamos concienciados con las crecientes preocupaciones del desarrollo sostenible, que incluyen nociones contradictorias sobre asequibilidad, seguridad e impacto ambiental del acero. Esto ha llevado a algunas percepciones equivocadas sobre el papel del acero en la construcción de rascacielos. En respuesta a esto, CTBUH (Council on Tall Buildings and Urban Habitat) y ArcelorMittal colaboraron para la publicación de un informe de investigación con el título ‘El acero y los rascacielos: Una historia productiva y un futuro sostenible’ (titulo original: ‘Steel and Skyscrapers: A Productive History and a Sustainable Future’) para ilustrar los recientes desarrollos en la alianza entre el acero y los rascacielos que lo convierte en una solución resistente y sostenible para la construcción de edificios de gran altura.


Visión general

Este informe de investigación profundiza en la sostenibilidad del acero mientras examina su impacto en el análisis de ciclo de vida de un edificio con el objetivo general de ampliar la innovación en el diseño mediante un análisis de nuevas ideas para la creación de edificios sostenibles, económicos y optimizados para el futuro.

Este informe proporciona un resumen de las innovaciones más recientes en las especificaciones con un enfoque especial dedicado a los aceros estructurales de alta resistencia cuyo uso puede resultar en una menor cantidad de acero requerida para la construcción de un edificio. El estudio presenta métodos de diseño que pueden racionalizar la fabricación y el montaje para conseguir un consumo energético reducido durante el proceso de la construcción, adicionalmente a ideologías de evaluación, como la estandarización para medir la superficie útil, que incrementan la eficiencia operativa y reducen el impacto ambiental negativo.

Resultados

“El desarrollo sostenible no es un estado fijo de armonía, sino más bien un proceso de cambio que en curso de la explotación de los recursos, la gerencia de inversiones, la orientación del desarrollo tecnológico y el cambio institucional son compatibles con las necesidades presentes y futuras” (WCED 1987). Como nuestro conocimiento y nuestra comprensión globales se profundizan cada vez más, está claro que tenemos que unirnos para discernir los métodos innovadores y sostenibles que permitan un mayor desarrollo económico y social con la minimización de los daños medioambientales para que ocupen una importancia vital en el centro de estas metodologías.

De la misma manera en la que los rascacielos revolucionaron el entorno urbano, el acero ha sido, y seguirá siendo, revolucionario y transformador en cuanto a la correlación entre los rascacielos y el desarrollo sostenible. Es responsabilidad de aquellos que están involucrados en los procesos de diseño y construcción, incorporar los consejos de los expertos, las innovaciones y los productos de construcción altamente sostenibles de tal manera que reduzcamos nuestra huella de carbono para las futuras generaciones.

Texto: Constructalia
Informe de investigación: Shelley Finnigan (Global Technical Sales Engineer, Head of Technical Sales & Marketing, Americas, ArcelorMittal), Dario Trabucco (CTBUH Research Manager, Council on Tall Buildings and Urban Habitat), Jean-Claude Gerardy (Head of Export, Sections and Merchant Bars, ArcelorMittal), Nicoleta Popa (Head of Global R&D Construction Applications, Infrastructures and Long Products, ArcelorMittal)